ZONA CLIENTES
Newsletters
Ediciones Obelisco


Ficha libro

EL IMPACTO DE LAS EMOCIONES EN EL ADN


Colección: Salud y vida natural
ISBN: 978-84-9111-041-5
Formato: 13,5 cm x 21 cm
Páginas: 120
N° edición:
Fecha publicación: 26/10/2015
10.00 €

Sinopsis

Primer capítulo

Mismo Autor

Comentarios

Notas de Prensa

BREVE DESCRIPCIÓN

Cada célula del cuerpo lleva en su núcleo el mismo ADN que contiene toda la información necesaria para construir el conjunto del cuerpo. Así, aunque cada célula sólo exprese una parte de toda esa información, ésta está contenida en una pequeñísima parte de la célula. El ADN está controlado por señales externas a la célula, provenientes del entorno.

El ADN cuenta con millones de interruptores que permiten a los genes ser leídos o permanecer en silencio. La ciencia que estudia esos interruptores y la interacción entre el ADN y el entorno se llama epigenética. Recientes descubrimientos han demostrado que todo lo que forma parte de nuestro entorno, también las emociones, influye en la apertura o cierre de esos millones de interruptores del ADN, y ello repercute en nuestra salud.

Mientras que la información que llevan los genes es estable, como lo es la tinta de un bolígrafo, las etiquetas epigenéticas tienen una estabilidad relativa, ya que se pueden borrar como se borra el lápiz. Por lo tanto, existe una reversibilidad potencial que permite recuperar la salud. El objetivo principal de este libro es el de proponer la observación de los condicionamientos emocionales bajo un nuevo prisma, el de la epigenética, a fin y efecto de ofrecer a cada cual la posibilidad de encontrar un nuevo equilibrio.

EMPIEZA A LEER
LIBROS DEL MISMO AUTOR
EL IMPACTO DE LAS EMOCIONES EN EL ADN (Digital)
COMENTARIOS SOBRE EL LIBRO





16/12/2015 | Blog Tataranietos (Autor: Mireia Nieto)

Reseña de El impacto de las emociones en el ADN

El blog Tataranietos, enfocado principalmente a los conocimientos genealógicos, selecciona y realiza una completa reseña del título EL IMPACTO DE LAS EMOCIONES EN EL ADN, escrito por Nathalie Zammatteo.

Sigue este enlace