ZONA CLIENTES
Newsletters
Ediciones Obelisco


Nota de prensa

Novedades Editoriales

12/12/2005 | Punto Noticias (Autor: Redacción)

El mundo está lleno de caballeros con la armadura oxidada. De personas que se tienen a sí mismas como nobles, amorosas y bondadosas, pero que la imagen que proyectan a los demás no es precisamente esa. No es que sean malas, no, es que sus armaduras oxidadas-las caretas que se ponen precisamente para agradar a los demás-les impiden mostrar afecto y recibirlo, abrirse a los demás y mostrar sus inquietudes. Eso es, precisamente, lo que le ocurre al protagonista de esta fábula escrita en el año 1999 por Robert Fisher. Su nombre no es muy conocido entre los lectores adultos, a pesar de lo prolífico que es. A varias obras de autoayuda, hay que sumarle los textos que ha escrito para famosos cómicos americanos como Groucho Marx, por ejemplo. Y si hablábamos antes de obras de autoayuda, esa es la mejor definición de “El Caballero de la armadura oxidada”, que reedita Ediciones Obelisco. Durante mucho tiempo es pensó que éste era un libro para niños; un caso parecido a “El Principito”, de Antonie Saint Exupéry. Pero no lo es- o al menos no sólo es un libro para infantes. Es también u medio para que el lector aprenda a conocerse a sí mismo, como le sucede al Caballero del relato, que durante mucho tiempo vivió deslumbrado por el brillo de su armadura y los reconocimientos a sus hazañas. Deslumbrado hasta que no se pudo quitar el yelmo y decidió ir en busca de alguien que se lo sacase. Su camino empieza entonces. El lector, también.