ZONA CLIENTES
Newsletters
Ediciones Obelisco


Nota de prensa

En clave de cultura

01/08/2003 | Enigmas (Autor: Redacción)

Es el quinto libro de la serie “Crónicas de la tierra”, precedido por El 12º planeta, La escalera del cielo, La guerra de los dioses, y Los hombres y Los reinos perdidos. Como el autor recoge en la solapa del libro, la serie se basa en las premisas de que la mitología esconde hechos auténticos acaecidos en un pasado remoto, que la Biblia debe leerse literalmente “como un documento histórico científico” y que las antiguas civilizaciones fueron impulsadas por los “Anunnaki”, extraterrestres procedentes de un deudecimo planeta del sistema solar al que alude a u primer libro. De un autor que atribuye a las pirámides de Gizé la función de Balizas para naves que aterrizaban en un puerto espacial situado en la península del SINAB, puede esperarse cualquier cosa menos pleitesía o lo académico. Su hipótesis es desestabilizadora, extravagantemente si se quiere, pero se toma el trabajo de argumentarla, de paso que ofrece una visión sugerente del pasado. ¿Hay que tomárselo en serio? Eso depende de cada cual. La ventaja es que Sinchin no se guarda cartas en la manga y el lector dispone de los datos que él maneja, y puede seguir la línea de sus deducciones. En cualquier caso, se trata de una lectura estimulante. En este libro arrancando de Stonehenge, encuentra pruebas de la llegada de los “Anunnaki” a este planeta y del salto que eso supuso para la humanidad en el terreno de lo científico y de los espiritual, en lo que el considera el principio de la “Nueva Edad”. Sumerios, egipcios, mayas, preincas, y otros muchos pueblos del pasado son contemplados desde esa perspectiva: como herederos de los conocimientos que en tiempos remotos trajeron los “dioses”.